Oct 01

¿Por qué al cerrar el diafragma del objetivo la imagen se vuelve más nítida?

Cuando captamos a nuestro sujeto, todo lo que está en foco se representa en el sensor de la cámara como un punto perfecto, sin embargo, en la foto habrá zonas aceptablemente enfocadas para nuestro ojo, aunque técnicamente desenfocadas para la cámara; esas zonas están representadas no por puntos, sino por manchas de un tamaño tan pequeño que son aceptadas por el ojo humano como puntos enfocados.

El tamaño de esas manchas «aceptables» es lo que se denomina CÍRCULO DE CONFUSIÓN. A más desenfoque, más grandes las manchas, a más enfoque, más pequeñas las manchas (menor círculo de confusión).

Cuando cerramos el diafragma, limitamos la cantidad de luz que llega al sensor, lo que se traduce directamente en una reducción de tamaño del círculo de confusión, es decir las manchas que parecen puntos enfocados reducen su tamaño, y en consecuencia producen una sensación de que la fotografía está más nítida.

Pero la reducción del círculo de confusión no es el único factor que ayuda a la nitidez de la imagen. Al cerrar el diafragma hacemos, de forma simultánea, muchos cambios en la imagen:

– Reducimos las aberraciones ópticas y la distorsión que puede producirse en algunos objetivos.
– Aumentamos la profundidad de campo, es decir, hay más partes de la foto enfocadas.
– Y también se suele reducir el posible viñeteado.

Todo ello actuando de forma conjunta, hace que el simple gesto de cerrar el diafragma del objetivo se traduzca en una percepción de mejor enfoque y nitidez.

Fotografía de Kit Ko – Unsplash @kokit1202

#fotoplus123 #fotografía #photography #profundidaddecampo #enfoque #coc #dof #circulodeconfusion #nitidez #enfoqueperfecto #nailedfocus

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *